Seguridad: ¿Verdad o mito?

en

cerrajerotecnico-barcelonaSiempre que adquirimos un dispositivo de seguridad queremos que este sea la última tecnología, y que nos brinde toda la seguridad del mundo, pero, ¿y si los antiguos son mejores? ¿Es esto cierto?. Pues existen diversos mitos de la seguridad que puede ser que no sepas. A continuación te develaremos, con la ayuda de cerrajeros sitges, varios y en qué consisten realmente.

  • El hierro, el rey de la resistencia

Las puertas que están compuestas simplemente por mucho hierro, son más pesadas. Estas a su vez, debido al peso requieren más bisagras y mayores esfuerzos cuando se van a instalar. El hecho de que sea un material muy resistente, no quiere decir que sea impenetrable ya que lo que hace a una puerta resistir, es el sistema de cierre que tengan. Estas tampoco aportan ventajas cuando se viene un ataque con palancas.

Esta resistencia que es necesaria se tiene es en la cantidad de nervios y pliegues que tengan ya que dentro de esto es donde las herramientas de ataque se atascan y por consiguiente se evitan. Siempre se vende peso frente a medidas de seguridad, cosa que no es cierta. No es muy recomendable tener una puerta de gran peso en nuestro hogar porque a veces esta puede acarrear con daños en cuanto a la estructura, como grietas.

  • A mayor número de bisagras, más segura la puerta

Si hay una cosa que no es cierta, es esta. Las bisagras son dispositivos que van a lo largo de la puerta que la conectan con el marco. Si hay más bisagras, es por el peso de la puerta. Generalmente se tiene dos por la movilidad que estas brindan, pero de ahí a volverla impenetrable, pues no funciona.

  • La cerraduras electrónicas son infalibles

Se supone que las cerraduras electrónicas son un tipo de seguridad nueva que permite acceder dentro sin necesidad de una llave, pero, ¿serán estas mejores que las mecánicas? Al tener un elemento estas están más expuestas a poder ser crackeadas o afectadas debido a sus componentes, pero también tienen que ofrecer su resistencia mecánica. Se supone que su dificultad de acceso es mayor pero ¿en qué quedamos si simplemente usando la fuerza las podemos abrir? Siempre que sea este tipo de cerraduras también se tiene que tener conocimiento de los componentes físicos y si verdaderamente son efectivos contra cualquier ataque que se dé.

  • Un bombillo electrónico como fuerza de seguridad

Este tipo de cilindros es bueno dependiendo de las necesidades que se tengan. Una de las ventajas es que nos permite saber quién fue la persona que entró teniendo la relación de los códigos y los usuarios. También darle permiso a los trabajadores que tengamos en casa y revocarlos a personas que ya no se encuentren.  Son cosas que se agradecen, pero tomemos en cuenta de que si un ladrón llega al bombillo de una puerta, esta se podrá abrir luego de 1 o 2 minutos, por lo que necesitamos que estos tengan una resistencia física igual que su resistencia electrónica para que sean una opción válida a la hora de colocarlas en nuestra puerta.