Los ensayos de calidad a los que son sometidas las puertas acorazadas

A menudo podemos observar que varios dispositivos de seguridad, tienen certificación de calidad ISO, o que están avalados según las normas UNE-EN.

Puede parecer confuso, pero son estas normas son las que dan fe de que estos productos se encuentran fabricados bajo los más altos estándares de calidad.

Estos productos son sometidos a pruebas que simulan las condiciones de uso de estos artefactos, y de arrojar resultados positivos, el bien fabricado disponga de una certificación que avale su venta en el mercado.

Las puertas acorazadas no representan una excepción, y por ende existen tres pruebas que deben aprobar, de modo que el público disponga de una constancia que ayude a garantizar su satisfacción, antes de ser instaladas por un cerrajero economico en Sant Just Desvern.

Estas tres pruebas corresponden a la norma española AENOR, del extracto referente a cerraduras, y son las más implementadas por los fabricantes de la región.

El grado de seguridad de una puerta

Para determinar qué tan segura es una puerta, el departamento de control de calidad echa mano de la norma UNE-EN 1627, la cual habla de los requisitos y clasificación de las puertas en función del esfuerzo a la efracción.

La efracción no es más que la capacidad que tiene una puerta de resistir los intentos de vulneración por medio de métodos invasivos y no invasivos.

Los grados de clasificación de las puertas se encuentran comprendidos en el rango del 1 al 6, donde del 1 al 3, son puertas resistentes a los métodos invasivos de robo, como serrados y apalancamientos.

Las puertas que son resistentes a la apertura por medio de técnicas especializadas de cerrajería se encuentran comprendidas por la numeración que va desde el 4 hasta el 6.

Por ello, se realizan pruebas que simulan las condiciones reales que atravesará la puerta una vez que se encuentre instalada, y los resultados de las pruebas de tabulan a fin de identificar el grado de resistencia.

Pruebas derivadas de la UNE-EN 1627

El grado de seguridad de las puertas acorazadas se determina a través de pruebas avaladas por las normas UNE-EN 1628/1629/1630.

La norma UNE-EN 1628 se enfoca en el método de ensayo para la medición de la resistencia de la puerta acorazada a la carga estática, donde se mide la deformación generada por aplicar cargas con un martillo hidráulico en los …

LA CERRAJERIA SE ENCUENTRA AL DESNUDO

cerraduragJusto en estos momentos, cuando ya tenemos las vacaciones a la vuelta de la esquina, el mundo de la cerrajería al menos en España, atraviesa una situación donde sus mayores fragilidades se encuentran totalmente al denudo.

Hace solo algunos meses, podíamos hablar de que la cerrajería convencional con sistemas mecánicos de cierre debían tener una transformación para convertirse en sistemas electrónicas que nos mantuvieran no solo seguros sino también nos mantuvieran informados de los que estaba pasando con nuestras propiedades muebles, inmuebles con nuestros coches y tantas cosas tengamos.

Hace algún tiempo, los cerrajeros matadepera hablamos que por la divulgación de métodos como el Bumping, el ganzuado o el Impresioning, una buena parte de la población se encontraba en un estado de fragilidad si no renovaban con rapidez por un sistema de seguridad más electrónico o por lo menos resistente que el que poseían actualmente; e incluso hablamos de que ellos lograban disuadir por tener algún modelo u otro que los hiciera desistir de la decisión de querer entrar.
Muchos de los cerrajeros el papiol dentro de los cuales me incluyo, apostamos por la inserción de nuevas tecnología en la manera en que nos mantenemos seguros dentro de nuestros hogares, aunque creo que debería ser una unión entre lo mejor de ambos. Ahora la situación es otra, parece que estas nuevas tecnologías han quedado al desnudo también, cuando ya es de dominio público los casos donde se han podido conseguir aplicaciones, o App como son mejor conocidas, que logran captar las contraseñas de los dispositivos Bluetooth, sea o no encriptado, para poder usar los dispositivos o las llaves que ellos usan para cometer sus delitos de intrusismo.
Para el caso de la tecnología de RFID, tienen un dispositivo amplificador de señales con que vulneran las cerraduras. Aunque es más complejo el método electrónico para abrir alguna cerradura, es menos violento pero es más fácil una vez que posees el despliegue técnico disponible. En cambio las cerraduras mecánicas siguen requiriendo más habilidades por parte del individuo, en la manipulación de las ganzúas para lograr abrirlas.
Me atrevo a emitir mi opinión, la cual es que debemos mantenernos en el métodos mecánicos de alta seguridad, mientras que las cerrajería moderna con elementos electrónicos no sea haga más resistente, empleando materiales más fuertes en sus cerraduras; Por supuesto que las empresas que elaboran …